martes, 16 de noviembre de 2010

JOVENES INDIGNOS


No es novedad que la idea de un mundo objetivo y uniforme ya no tiene de donde agarrarse. El mundo, eso a lo que llamamos mundo, son recortes fabricados con menor o mayor responsabilidad sobre lo que vemos, sentimos y vivimos.
El lenguaje cumple un rol fundamental en esa construcción. Moldea, ordena, crea mundo.
En ese mundo hay unos y hay otros. Los unos están inmersos en el poder discursivo. Los otros, sin embargo, son los acallados en las afueras.
Hoy escuchaba el discurso de Cristina Fernández de Kirchner  y no podía evitar hacer una comparación sobre cómo ella denomina a esos excluidos, y como los conceptualizan otros políticos.
Dicen que para muestra, sirve un botón:
CFK: "Libertad e igualdad, las dos cosas, porque si no hay igualdad tampoco hay libertad. Si yo no puedo decidir que vida tener, si voy a ser condenada sólo por ser pobre, si no voy a tener educación sólo porque mis padres no pueden pagarla, si no voy a tener salud porque no puedo pagar un médico, no hay libertad aunque se vote cada dos años, no hay libertad. Libertad hay cuando cada uno puede elegir su vida, la que quiera tener".
 Cobos: "hay que reinsertar en el sistema educativo y preparar para el mundo del trabajo a miles de jòvenes y adolescentes que han abandonado los estudios y no trabajan; expuestos así a los peligros del alcohol, las drogas, el delito y la marginalidad"
Senadora Escudero: "Adolescentes y jóvenes que carecen de toda perspectiva de poder acceder a un futuro mínimamente digno, porque están literalmente sumergidos en un presente de absoluta indignidad (..) dificilmente podamos encontrarnos mañana con adultos respetuosos de la ley cuando estamos hoy frente a adolescentes a quienes la ley les da la espalda. Hay que convertir a esos jòvenes en autenticos ciudadanos".
Senadora Montero: "son jòvenes desahuciados, a los que hay que formar en valores".
Senador Cano: "En este paìs hay una lógica perversa: el que nace pobre está condenado a vivir en la pobreza juntamente con su familia".
Senador Morales: "Resolver la problemàtica de la inseguridad tiene que ver con contar con un buena política educativa"
Y sigue...

Pero, brevemente, veamos. ¿quienes son los otros? La gente pobre. Pobre: que tiene escasas pertenencias materiales.
Podemos ver que, mientras CFK apunta a que existe una condena hacia esos otros porque, sin una real igualdad (a la que, por cierto, se llega a través de la fraternidad) no hay libertad. Y denuncia que es la libertad -sin igualdad- de los unos, la que condena a la exclusión a esos otros.
El discurso de los otros polìticos, sin embargo, los etiqueta como indignos, asociándolos una y otra vez, con la delincuencia. Obviamente, no se hace referencia a los grandes ladrones, malversadores de fondo y explotadores capitalistas. Se hace referencia a la delincuencia que viene a llenar la boca de la clase media que se queja de la inseguridad. El discurso de Cobos, por ejemplo, habla de que esos otros han abandonado (ellos han abandonado) su posibilidad. Ellos que son los no-iguales a los que hay que reinsertar.
En última instancia, el modo discursivo no llena platos para no morir de hambre. Pero inside y mucho en la construcción del mundo. Porque quienes son los otros está estrictamente relacionado con para quien se hace la política.
Yo apoyo a un modelo que quiera una libertad basada en la igualdad.  Y no el modelo de los políticos que, desde su dignidad, quieren insertarle sus valores como sea a "esos" desahuciados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada